© 2019 Derechos Reservados Hijas de María Auxiliadora

Visitante:
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
Please reload

Entradas recientes

XX Reunión CIMAC

09/01/2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Mes misionero Octubre 2017

03/10/2017

            “SOMOS FAMILIA, Y CON JESÚS EN EL CORAZÓN, MISIONEROS DE ALEGRÍA Y ESPERANZA”

 

 Para entender mejor cómo fue ese envío de las primeras hermanas salesianas misioneras, hay que ir un poco más atrás… con Don Bosco.

 

Don Bosco soñó siempre con ser misionero. Él, no tuvo la oportunidad de ir a tierras de misión, pero de alguna manera realizó su sueño al enviar a los salesianos a las misiones.

 

Con motivo del Concilio Vaticano Primero, varios obispos allí presentes, le pidieron a Don Bosco que enviara salesianos a las Diócesis de China, EE.UU. y Egipto. Durante 3 años Don Bosco estudió diversos países de misiones para descubrir cuál era el lugar en el que Dios los quería. Finalmente, un día le llegó la petición de ir a la Argentina, la cual lo orientó hacia los indios de la PATAGONIA (En la punta del cono Sur de América) Esta sería la región de su futura misión.

 

A fines de 1874 le proponían desde Argentina aceptar una Parroquia Italiana de Buenos Aires dedicada a la “Madre de la Misericordia” y dirigir un colegio nuevo en San Nicolás de los Arroyos sobre la ribera del Paraná. Sacerdotes y obispos estaban muy contentos de que llegaran los salesianos a esta parte de América. Este proyecto ya Don Bosco lo había visto en sueños.

 

Sabemos que en la vida de Don Bosco hay sueños muy especiales. A través de “sueños” Dios le fue haciendo conocer lo que esperaba de él. Tuvo también varios sueños misioneros. En 1871 precisamente tuvo uno en el que veía tierras desconocidas, habitadas por personas altas, casi desnudas que usaban como armas lanzas y hondas para lanzar piedras. Grupos de misioneros llegaban a esas tierras y los nativos del lugar los mataban.

 

Después vio a otro grupo de misioneros que en esas mismas tierras se acercaban a la gente con rostro alegre e iban acompañados de muchachos y en esos misioneros reconoció a alguno de los salesianos.

Por eso decidió enviar ahí a los primeros misioneros.

 

 

Please reload

Please reload

Archivo