© 2019 Derechos Reservados Hijas de María Auxiliadora

Visitante:
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
Please reload

Entradas recientes

XX Reunión CIMAC

09/01/2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Mes misionero Octubre 2017

24/10/2017

            “SOMOS FAMILIA, Y CON JESÚS EN EL CORAZÓN, MISIONEROS DE ALEGRÍA Y ESPERANZA”

      

 

          En el mensaje de hoy de "Buenos días" hacemos memoria del tesoro espiritual que dejaron las primeras Hijas de María Auxiliadora misioneras que llegaron a tierras de América, concretamente al URUGUAY. Y recordamos otros dos regalos espirituales que nos dejaron:

1.    UN GRAN AMOR A MARÍA AUXILIADORA.  La imagen de María Auxiliadora con el Niño que sonríe fue muy significativa y lo sigue siendo todavía. Nunca han olvidado que esa imagen fue bendecida por Don Bosco. Estas hermanas se confiaron siempre a María Auxiliadora y hasta el presente este amor a María sigue vivo en entre alumos(as) y exalumnas(os). Ella sigue siendo quien va abriendo camino para ANUNCIAR A JESÚS Y SU EVANGELIO. 


2.    LA DISPONIBILIDAD MISIONERA.    Las primeras 6 hermanas salesianas que llegaron a América eran muy jóvenes. Tres de ellas tenían apenas 17 años. Pero habían experimentado en Mornés ese ambiente en el que se respiraban esos sueños misioneros de Don Bosco y de Madre Mazzarello. El “VOY YO” era una frase que se repetía con sencillez y corazón evangélico y llevaba a las hermanas a una gran DISPONIBILIDAD MISIONERA.

 

 

Con este corazón llegaron a tierras de América. Aquel pañuelo de Don Bosco que Sor Juana Borgna, recogió en el barco, era una invitación a la disponibilidad. Por eso siempre estuvieron dispuestas a “partir” y supieron contagiar esta pasión a nuevas vocaciones que iban surgiendo y llevaban ese tinte misionero que las llevó a otras tierras de misión.
           Le agradecemos a Jesús el que haya invitado a estas hermanas a dejar formar en ellas ese gran corazón misionero … y les agradecemos a estas hermanas que nos enseñan a dejarnos formar por el Espíritu Santo un CORAZÓN MISIONERO. 

 

 

Please reload

Please reload

Archivo