Felices esposas de Jesús

Viva Jesús con gran alegría nos dirigimos a cada una de las personas que nos han acompañado con la oración y cariño durante estos dos años de Noviciado, de manera especial a nuestras queridas hermanas quienes desde el propio testimonio, su entrega en la misión nos hecho mirar con esperanza que es posible vivir en fidelidad a Dios, asi mismo agradecemos la cercanía y sencillez en el trato, permitiéndonos vivir la riqueza del Espíritu de Familia, acrecentando el sentido de Instituto con puertas abiertas, donde no existen las fronteras, ahora somos felices esposas de Jesús e Hijas de María Auxiliadora, queremos con la gracia de Dios continuar siendo el Gracias de Don Bosco a la Auxiliadora, permaneciendo en el Amor, para ser signos visibles en medio de la juventud, de la comunidad, un gran abrazo en Cristo Jesús:



Archivo