© 2019 Derechos Reservados Hijas de María Auxiliadora

Visitante:
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
Please reload

Entradas recientes

XX Reunión CIMAC

09/01/2018

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Visita Madre Yvonne Reynosa

13/11/2019

En la frontera noreste de México. Acompañada por sor Leonor Salazar y las hermanas del Consejo Provincial llegó Madre Yvonne a casa hacia las 9:15 am, donde saludó a las hermanas de la comunidad, quienes la recibieron con mucho cariño. Después de tomar desayuno se dirigió al Gimnasio del Instituto Colón, donde, a las 10:30 am recibió el saludo de la Comunidad Educativa.

 

La directora, Sor Ibis García, inaugura la fiesta, dando el saludo inicial a Madre Yvonne, a nombre de todo el Colegio. Dos jóvenes de preparatoria fueron los encargados de dirigir un saludo de bienvenida en francés. Los alumnos del preescolar, a través del animado baile “Vamos a Resurgir” presentaron el contexto en que nació la Provincia Mater Ecclesiae hace 50 años.

Después, los alumnos de secundaria narraron en una sencilla dramatización los orígenes de la obra salesiana en Reynosa.

Los padres de familia, en voz del señor Luis Bolívar, expresaron su gratitud por la presencia de las FMA en la ciudad y su valiosa colaboración en la educación de sus hijos. Por su parte, la señora Teté Zurita, a nombre de las exalumnas habló de su experiencia en el Instituto Colón y cómo la formación salesiana ha dejado huella, en ella y en sus compañeras, que hoy dan testimonio de su fe en las diferentes realidades sociales.

Como muestra del folklor tamaulipeco, el Ballet Folclórico del Tecnológico de Tamaulipas presentó un cuadro de baile representativo del norte del estado. También se hicieron presentes la profesora Ana Karen Ramírez y el exalumno Óscar Rosales bailan representado la huasteca tamaulipeca.

También se le ofreció a Madre Yvonne un ramillete espiritual, preparado por todos los alumnos del Colegio, en preparación a su visita. Al final, Madre Yvonne dirigió su mensaje, invitando a “pensar como Jesús, escuchar como Jesús, mirar como Jesús, sonreír como Jesús, caminar como Jesús… ¡en todo actuar como Jesús!”.

 

La fiesta terminó con el tradicional “dulce salesiano” y con las fotografías del recuerdo.

Al mediodía, Madre Yvonne se reunió en el salón “Laura Vicuña”, en el edificio de la secundaria, para un breve encuentro con los representantes de los padres y madres de familia, así como los colaboradores más cercanos a la obra. Les exhortó a hacer alianza, a trabajar juntos con los educadores, de esta manera, la educación puede ser incisiva.

A las 13:30 hrs., en la Capilla de la Comunidad, celebramos la Eucaristía, presidida por el párroco, sacerdote José Luis Cerra, quien, como Provicario General de la Diócesis de Matamoros, agradece a Madre Yvonne la presencia y obra educativa de las FMA en la ciudad.Luego de la comida, compartida en fraternidad, Madre Yvonne se dirige al Campo Don Bosco, muy cerca del cruce fronterizo con Estados Unidos. Ahí, saludó a los niños que sábado a sábado asisten al Oratorio, para la Catequesis y los Talleres.

Los niños y sus animadoras le presentaron un corrido reynosense y un acróstico de bienvenida. Madre los anima a vivir la verdadera amistad, a continuar frecuentando el Oratorio y ser amigos de Jesús; también les entregó el “dulce salesiano”, una medalla de María Auxiliadora y se tomó una fotografía con ellos.

 

A continuación, y en el mismo Campo Don Bosco, se dirigió a la “panadería”, un proyecto de promoción para las mujeres del lugar; ahí saludó a las señoras que sábado a sábado preparan el pan para vender y para sus propias familias. Ellas le obsequiaron con una muestra de pan dulce recién hecho y atole caliente. Madre Yvonne se interesó por conocer el proceso que siguen para la elaboración de los distintos panes, así como de la manera en que pueden aprovechar esta oportunidad para llevar un recurso adicional a sus casas.

 

Después de las fotografías, se despidió y, junto con sor Leonor y acompañada de las hermanas del Consejo, viaja de regreso a Monterrey. Espíritu de Familia, acrecentando el sentido de Instituto con puertas abiertas, donde no existen las fronteras, ahora somos felices esposas de Jesús e Hijas de María Auxiliadora, queremos con la gracia de Dios continuar siendo el Gracias de Don Bosco a la Auxiliadora, permaneciendo en el Amor, para ser signos visibles en medio de la juventud, de la comunidad, un gran abrazo en Cristo Jesús

 

Ver fotos

 

 

Please reload

Please reload

Archivo